INGREDIENTES:

Aceite vegetal el necesario
1 cebolla grande
8 dientes de ajo
5 chiles güeros
1 plátano macho
1 taza de pasas blancas (150 gms)
1 ½ Tazas de Piñón blanco (200 gms)
1 ½ tazas de almendra pelada (170 gms)
1 taza de ajonjolí (130 gms)
1 taza de pepitas de calabaza peladas (150 gms)
50 gms de chocolate blanco
1 a 2 c de sal
½ c de semilla de anís recién molida
½ c de semilla de cilantro recién molida
½ c de nuez moscada recién rallada
1/4 c de pimienta blanca recién molida
Caldo de pollo el necesario para moler la salsa (6 a 8 tazas)
2 pollos cortados en piezas cocidos

 

PREPARACIÓN

En un sartén caliente se añaden 2 Cucharaditas de aceite, se agrega la cebolla cortada en trozos, los ajos cortados en rebanadas, los chiles con o sin semilla (según se quiera de picoso) y se deja dorar hasta que estén acitronados los ingredientes. Se retiran del sartén y se apartan.

En el mismo sartén y con un poco más de aceite se doran las rebanadas de plátano y las pasas. Se juntan con los ingredientes ya dorados.

En 1 Cucharada de aceite se agregan los piñones, almendra, ajonjolí y pepitas a que se doren muy ligeramente.


Todos los ingredientes dorados se van a moler en licuadora usando el caldo de pollo necesario.

Todo lo molido se regresa al sartén y se sazona con el chocolate blanco, sal y las especies.

Se añade el caldo suficiente para lograr la consistencia de salsa espesa. Se deja hervir 10 minutos a lumbre bajita cuidando de mover constantemente para que no se pegue.


Se agregan las piezas de pollo a la salsa y se calienta unos minutos antes de servir.

MOLE BLANCO O MOLE DE NOVIA

El mole blanco es un tipo de mole de la gastronomía de México. Este tipo de salsa espesada es preparada básicamente con una mezcla de ingredientes de colores claros.

Los elementos que se tuestan ligeramente son cacahuate sin piel, almendra sin piel, girasol, piñón blanco y tortilla de maíz blanco. Los elementos que se fríen en aceite son plátano en rebanadas, trozos de manzana, uvas pasas rubias, cebolla fileteada, trozos de chile güero y trozos de chile habanero. Estos ingredientes se muelen por partes en una licuadora o en un molcajete, agregando leche, chocolate blanco, y agua o caldo, junto a elementos sazonadores como dientes de ajo, clavos de olor, pimientas gordas, rajitas de canela y anís. Se obtiene un mole aromático, con sabor suave.

Así que sin más rollos mareadores he aquí la receta... Chulada de máiz prieto!