Una parada obligatoria es la Cascada Velo de Novia. Con 35 metros de altura, esta cascada fue nombrada de dicha manera debido a su corriente de agua blanca, que en temporada de lluvia su caudal aumenta y el efecto de velo se hace ver de forma impresionante. Y se encuentra en las inmediaciones del Parque Ecológico Velo de Novia, el cual está acondicionado con mesas, bancos y asadores. Además de contar con atracciones como renta de caballos, venta de alimentos típicos y artesanías; aquí se puede acampar, realizar caminatas y cabalgatas, que permiten un contacto con la naturaleza. 

Como Arquitectura Religiosa podemos hablar de la Parroquia de San Francisco de Asís. Situada junto a la Plaza Independencia en el centro del pueblo, está la parroquia, donde se venera al patrono de Valle de Bravo, San Francisco de Asís, en la que aún se aprecia la torre que data del siglo XVI, mientras que el resto de la construcción cuenta con un estilo franciscano. En su interior aún se encuentran bóvedas de medio cañón que enmarcan vitrales que narran la vida de este santo; sin olvidar la pila bautismal que data del siglo XVII, la cual se adorna con un cordón franciscano con 13 nudos.

Una visita obligada es el Mercado Artesanal. Ubicado en la calle 16 de septiembre, en donde se concentran las creaciones artesanales de las etnias más importantes de este lugar, entre los que se encuentran: matlatzincas, mazahuas y otomíes. Entre las piezas más destacadas se encuentran los textiles, joyería de oro y plata, trabajos de hierro forjado, cestería y delicados trabajos de tallado en madera.

Si vamos a hablar de cosas que no conocías de Valle, hemos de platicar de sus Fiestas y Tradiciones Algunas de las cosas que caracterizan a los vallesanos son las innumerables costumbres que se desarrollan aquí como:

El día dos de febrero se tiene por costumbre el Día de la Candelaria en el barrio de Otumba, en donde participan los mayordomos, organizando una “novena” en donde se afloja el sentimiento y aflora la fe.  

Si te gusta meditar y quieres un lugar para ello, no hay nada mejor que La Gran Stupa. Las Stupas, son conocidas como objetos de veneración para los budistas y son monumentos que simbolizan el proceso espiritual hacia la iluminación, ya que representa la mente clara de Buda. Estas figuras se caracterizan por su forma perfecta, sus estructuras tienen manifestaciones energéticas importantes, que se creen que incrementan la armonía, la paz, la prosperidad y el bienestar de quienes están en sus cercanías. Se encuentran en la cercanía de Valle y Avandaro, rumbo a la cascada Velo de novia. La Stupa en Valle de Bravo es el más grande que se ha construido en occidente; tiene una altura de 36 metros y un área de 400 m2.

El día tres de mayo en el barrio de Santa María Ahuacatlán se le rinde tributo al “Cristo Negro” de la iglesia, con la visita desde el día primero hasta el tres e inclusive hasta el cuatro de mayo de personas de distintos lugares de la región, del estado y del país. 

Para platicarte de Valle no debemos olvidar La Barranca del Diablo. Ésta se ubica en el límite con el municipio de Santo Tomás, donde en el fondo corre el río Tilostoc, donde sus alrededores con paredes rocosas de profundos desfiladeros y de vegetación exuberante. Sus paredes verticales albergan pinturas rupestres caracterizadas por ser dibujos polícromos tipo códice en la que se representan escenas bélicas y festejos de victorias sobre los enemigos. Para llegar a ellas se necesita acudir con un guía obligatoriamente.

Valla que Valle es un lugar para descansar, y para continuar puedes visitar la Casa de Oración Maranatha. Recinto utilizado para disfrutar de retiros espirituales ya que es un lugar rodeado de naturaleza, muy tranquilo y armónico en su entorno. Fue construido por los religiosos Carmelitas con la finalidad de conmemorar la llegada de esta orden religiosa a la Nueva España. En su interior cuenta con arquitectura moderna y elegante decoración de los jardines, capillas, patios, fuentes y estanques que se encuentran dentro de esta casa, a la cual se le unen la librería, dormitorios y salones para meditar. Esta casa está situada a 5 Km., al norte de Valle de Bravo si se va por la carretera que va hacia Amanalco de Becerra y está abierto de martes a domingo.

Por supuesto que encontramos una Zona Arqueológica que se conoce como el Mirador la Peña. En la época prehispánica fue usado como centro ceremonial, hoy se le conoce como la zona arqueológica denominada La Peña, pues de caracteriza por dar una vista panorámica del valle. Cabe destacar que en este lugar se hallaron vestigios dedicados a Quetzalcóatl. Hay que tomar en cuenta que para llegar a la cima de este lugar se necesita realizar una caminata de 40 minutos, donde a primera vista se ve el lago. 

En la Semana Santa se hace la representación en vivo de “La Pasión de Jesús”, en el barrio de Santa María Ahuacatlán, en el paraje denominado “Barranca Seca”.

Es el turno de ir a Valle de Bravo, y es que decir Valle, es decir Lago, pero no… no todo es el lago aquí, hay muchas cosas que descubrir y como es lo que nos gusta a la hora de irnos a Pueblear, vamos a comenzar por su gastronomía.

Hablemos del Lago y su Embarcadero Municipal. Con un lago artificial de 20 kilómetros cuadrados donde es posible realizar una serie de deportes acuáticos para turistas expertos y aficionados que buscan divertirse de manera diferente y llena de adrenalina. Una de las actividades más concurridas es la pesca deportiva de especies, en especial la mojarra y la lobina. A su alrededor se encuentran reconocidos clubes náuticos que ofrecen rentar equipos para practicar el deporte acuático favorito, los turistas gustan de practicar el esquí, competencia de veleros, canotaje, kayak de aguas planas, renta de lanchas rápidas, motonáutica y yates, los cuales son más concurridos por los jóvenes para disfrutar de lunadas. Hay que tener en consideración por favor que no debemos tomar a la ligera las condiciones del lago y que obviamente no debemos ingerir bebidas alcohólicas para entrar al agua.

Valle ya es conocido internacionalmente por su Festival de las Almas. Música, teatro, danza, literatura, cine, artes plásticas y artesanías se dar cita la última semana de octubre y la primera de noviembre, a través de conferencias, exposiciones, puestas teatrales, exposiciones gastronómicas, conciertos, recitales, talleres, encuentros y muchas otras actividades más, que se desarrollan en los 17 foros del municipio sede y las siete subsedes del Festival Internacional Vallesano de Arte y Cultura.

Entre los alimentos que se consumen a diario en el municipio se encuentran: café con leche, pan, sopas, diversos guisados, frijoles, tortillas, chile; el menú puede combinarse con carne, huevos y pastas. Pero el mero mero tradicional es mole de guajolote, la cabeza de cerdo y res en vapor, la trucha, la barbacoa y consomé de borrego y las carnitas de cerdo que en realidad son de todo México ya.

En el municipio también se realizan las “mojigangas” el día 15 de agosto en el Barrio de Santa María Ahuacatlán.

adrenalina y pasajes

​hermosos.